24 feb. 2016

POTAJE DE GARBANZOS CON CALLOS PREPARADOS (OLLA GM F-TRADICIONAL)

Hola a tot@s!! Hoy os traigo uno de mis platos preferidos para las temporadas de frío, en mi niñez los platos de cuchara eran muy frecuentes y me encantaban, afortunadamente hoy en día están tomando el protagonismo que se merecen y cada vez más se encuentran en los hogares, aunque que tengo que reconocer que yo siempre elimino toda el exceso de calorías posible para que resulte un plato inmejorable :D. De niña viví 10 años en la provincia de Cádiz y allí es muy tradicional el plato de "menudo" que son callos con garbanzos, mi madre es madrileña y allí los callos no se acompañan con legumbres, desde muy pequeña en mi casa se servían con una mezcla de ambas provincias y a mi principalmente es que los callos no me gustan nada, pero esos garbanzos quedan tan ricos y con ese sabor tan especial que me parece uno de los platos de cuchara más ricos que existen, en esta ocasión los he elaborado con unos garbanzos a remojo desde la noche anterior, con un sofrito con mucha verdura y con una elaboración de callos de alta calidad, ya que es conveniente comprar un producto de confianza y merece la pena, a esta receta puede añadirse muchos más ingredientes como tocino, jamón, chorizo, morcilla, lacón etc pero a mi como más me gustan es así, que quedan muy ligeros y suaves, por lo que se pueden disfrutar con mucha más frecuencia ;) sin sentirnos pesados o culpables jajajajaja
Yo suelo cocinar los callos aislados, de esta forma luego no los sirvo junto el resto de ingredientes, así las niñas y yo los disfrutamos doblemente, si hay algún comensal apasionado de los callos, pues se les sirve cómodamente en su plato una buena porción, y es que este plato es uno de esos en los que te encuentras opiniones muy divididas, o los adoran, o los detestan jajajaja y yo creo que con esta versión de receta que hoy os traigo se llega a un consenso para que todos los comensales lo disfruten por igual ;) 
Cuando yo era pequeña este plato no solía faltar en cumpleaños, comuniones o reuniones familiares, y también es posible que lo encontréis en algunas zonas como "tapa" es un plato tradicional de la cocina española, todo un clásico que os recomiendo y si no os gustan los callos como a mí, elaborad esta versión que os garantizo os cautivará y descubriréis unos garbanzos extraordinarios.


INGREDIENTES:
(8 personas)
(Este plato suelo hacer doble cantidad ya que al día siguiente está más bueno y es ideal para reservar o congelar, por lo que os recomiendo que hagas estas cantidades)
- 500gr. Garbanzos (yo he usado unos que pone garbanza en el envase) Los pongo a remojo desde la noche anterior, bien sumergidos en agua con una cucharilla de bicarbonato.
- 500gr. Elaboración de callos, ya preparados, estos que yo uso son de Ronda, pero seguro que encontrareis otros de buena calidad que es algo que os recomiendo.
- 4 Dientes de ajo.
- 50-80 ml. Aceite de oliva virgen extra.
- 2 o 3 Cebollas.
- 1 Puerro.
- 1 Pimiento rojo.
- 2 o 3 Pimientos verdes.
- 1 Vaso de vino blanco.
- 1 o 2 Tomates maduros.
- 4 o 5 Patatas.
- 4 o 5 Zanahorias.
Para condimentar.
- 1 Cabeza de ajos.
- 2 Hojas de laurel.
- 1 o 2 Pimientas cayena (según el gusto, yo suelo poner una por las niñas, pero como os digo es cuestión de gustos)
- 1 Clavo.
- 1 Cucharada de pimentón dulce.
- 1 Cucharada de surtido de especias: con pimienta, comino, cilantro etc en grano.
- 1 Cucharilla de comino en grano (aunque el surtido lleva, suelo poner un poco más)
- Salpimentar al gusto.
- 750 gr. Agua.
Para hidratar los garbanzos:
Agua hasta cubrir generosamente.
1 Cucharilla de bicarbonato.
MODO DE PREPARACIÓN OLLA GM-F:
  • En primer lugar, la noche anterior, ponemos los garbanzos a remojo, bien cubiertos de agua y con una cucharilla de bicarbonato (unas 12 horas aproximadamente). 
  • En la cubeta, vertemos el aceite de oliva virgen extra y programar menú sofreír a 130º (el tiempo es el que necesitemos para hacer el sofrito, yo suelo poner unos 20 minutos y cancelo cuando termino el sofrito)
  • Pelamos y troceamos los dientes de ajos, dorar levemente en el aceite.
  • Pelar, lavar y picar las cebollas y el puerro (picar del tamaño que más os guste, cuanto más pequeño, mejor para los niños de la casa ;)
  • Dejamos sofreír la cebolla y el puerro levemente, en estos minutos, vamos lavando y picando los pimientos verdes y el rojo. 
  • Una vez picados, los agregamos a la cubeta y continuamos con el sofrito.
  • Cuando veamos los pimientos bien sofritos, agregamos el vaso de vino blanco y dejamos unos 7-10 minutos cocinando para que se evapore el alcohol.
  • En estos minutos que se reduce el vino, lavamos, pelamos y picamos a groso modo el tomate.
  • Una vez que que el alcohol esté bien reducido, agregar el tomate troceado.
  • Dejamos cocinar unos minutos, hasta concluir el sofrito.
  • Salpimentar al gusto.
  • (Este paso es opcional, pero puede triturarse con una batidora).
  • Escurrimos los garbanzos que teníamos a remojo desde la noche anterior (tirar el agua)
  • Enjuagar con agua los garbanzos y escurrir bien.


  • Pelar las patatas y las zanahorias.
  • Picar al tamaño que más os guste, yo suelo picarlo al tamaño bocado para que sea fácil de cucharear ;)
  • Mezclar los garbanzos, las patatas y las zanahorias picadas junto con el sofrito.
  • Remover bien y dejar unos minutos que rehogue todo en la olla.


  • Yo tengo un recipiente que lo utilizo para aislar los ingredientes en la olla (este lo compré en lidl) pero podéis usar redes o cestillos. Aunque solo si queréis aislar como yo los callos de los garbanzos, sino no es necesario.
  •  Abrir el envase de los callos, yo lo suelo trocear en porciones más pequeñas para que se cocine mejor y más cómodamente.
  • Introduzco los callos troceados en el recipiente, junto con la cabeza de ajos, las hojas de laurel, y las especias (granos de pimienta, clavo, cominos, pimentón...) Cerrar el recipiente e introducir en la olla.
  • Cubrir con agua (yo necesité unos 750 ml.)
  • Añadir un ramillete de hierbabuena.
  • Cerrar la olla.
  • Programar Guiso: 120º, Presión media, 40 minutos, válvula cerrada.


  • Finalizado el tiempo de cocción. Dejad que la olla pierda la presión sola, o abrir la válvula para que salga la presión rápidamente, mucho cuidado y usad un trapo para evitar quemaduras.
  • Abrir la olla.
  • Sacad el recipiente donde tenemos los callos.
  • Volcad los callos en una fuente para quienes los quieran disfrutar en su plato.
  • Sacamos la cabeza de ajos y sacamos los ajos cocidos que podamos sin piel (reservar). 
  • Eliminar todo lo demás (laurel, granos de pimientas, pieles de ajos, guindilla etc)
  • En el vaso de la batidora ponemos los dientes de ajos pelados y cocidos que habíamos reservado y le añadimos un cucharón con garbanzos, patatas, zanahorias y caldo.
  • Triturar y volcar en la olla.
  • Con este sencillo paso conseguiremos un caldo delicioso y muy agradable.
  • Remover levemente.
  • Ya tenemos este plato tan delicioso listo!! :D
  • Aunque es ideal elaborarlo el día antes de consumir porque ganará en sabor ;)

 MODO DE PREPARACIÓN TRADICIONAL:
  • En primer lugar, la noche anterior, ponemos los garbanzos a remojo, bien cubiertos de agua y con una cucharilla de bicarbonato (unas 12 horas aproximadamente). 
  • En una olla grande, vertemos el aceite de oliva virgen extra.
  • Pelamos y troceamos los dientes de ajos, dorar levemente en el aceite.
  • Pelar, lavar y picar las cebollas y el puerro (picar del tamaño que más os guste, cuanto más pequeño, mejor para los niños de la casa ;)
  • Dejamos sofreír la cebolla y el puerro levemente, en unos 7-10 minutos, vamos lavando y picando los pimientos verdes y el rojo. 
  • Una vez picados, los agregamos a la olla y continuamos con el sofrito.
  • Cuando veamos los pimientos bien sofritos, agregamos el vaso de vino blanco y dejamos unos 7-10 minutos cocinando para que se evapore el alcohol.
  • En estos minutos que se reduce el vino, lavamos, pelamos y picamos a groso modo el tomate.
  • Una vez que que el alcohol esté bien reducido, agregar el tomate troceado.
  • Dejamos cocinar unos minutos, hasta concluir el sofrito.
  • Salpimentar al gusto.
  • (Este paso es opcional, pero puede triturarse con una batidora el sofrito).
  • Escurrimos los garbanzos que teníamos a remojo desde la noche anterior (tirar el agua)
  • Enjuagar los garbanzos con agua y escurrir.
  • Pelar las patatas y las zanahorias.
  • Picar al tamaño que más os guste, yo suelo picarlo al tamaño bocado para que sea fácil de cucharear ;)
  • Mezclar los garbanzos, las patatas y las zanahorias picadas junto con el sofrito.
  • Remover bien y dejar unos minutos que rehogue todo en la olla.

  • Yo tengo un recipiente que lo utilizo para aislar los ingredientes en la olla (este lo compré en lidl) pero podéis usar redes o cestillos. Aunque solo si queréis aislar como yo los callos de los garbanzos, sino no es necesario.
  •  Abrir el envase de los callos, yo lo suelo trocear en porciones más pequeñas para que se cocine mejor y más cómodamente.
  • Introduzco los callos troceados en el recipiente, junto con la cabeza de ajos, las hojas de laurel, y las especias (granos de pimienta, clavo, cominos, pimentón...) Cerrar el recipiente e introducir en la olla.
  • Cubrir con agua (la que se necesite para cubrir bien)
  • Añadir un ramillete de hierbabuena.
  • Tapar la olla.
Cocinar a fuego medio, hasta que los garbanzos estén bien tiernos o a nuestro gusto, aproximadamente unos 60 minutos, dependerá del tipo de agua, del tipo de garbanzo y gustos que este tiempo pueda incrementarse unos 15 minutos o más.


 photo firma_zps424f3bc9.png

10 comentarios:

  1. Muy rico este plato , me encanta. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Estela, me encanta que te encante ;) en mi casa también nos gusta muchísimo!!
      Un abrazo y salu2

      Eliminar
  2. Que curiosa la forma de cocinarlos! Y está genial para los niños. Gracias por compartir
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva, pues si que es yo creo el éxito de este plato, que los niños también lo disfrutan y toda la familia contenta jajajaja
      Aunque para niños y adultos tiquismiquis como yo ;) que no soy una fan de los callos precisamente, pero ya mi madre se encargó de que me gustaran los garbanzos :D
      Salu2, gracias y abrazos.

      Eliminar
  3. Que curiosa la forma de cocinarlos! Y está genial para los niños. Gracias por compartir
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Un potaje de garbanzos de lo mas rico y asi tal cual me encantan, los callos para mi no, se los dejo a mi marido, bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria Jose!! Veo que eres de las mías!! jajajajaj que somos tan buenas que le damos todos los callos al que les guste!! ;)
      Mil gracias guapísima, me encanta que te encanten!!
      Abrazos y salu2

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Hola y gracias Doris!! Pues si que es como bien dices un plato tradicional y bueno, en mi casa lo hemos disfrutado desde siempre y es que esos garbanzos saben a gloria :D Lo único que he modificado de la receta de nuestras madres y abuelas es que esta versión mas "light" para que lo disfrutemos con frecuencia y no nos resulte muy pesado.
      Aprovecho para enviarte un fuerte abrazo y salud

      Eliminar
  6. A mí me encantan los potajes de garbanzos, lo que en casa no es de la legumbre que más les gusta... pero de vez en cuando se la pongo. Me apunto tu plato :)
    besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por vuestro tiempo y comentarios.
Me gusta mucho recibirlos y los leo todos con mucho cariño.
Cualquier duda o consulta os la resolveré lo antes posible.
No participo en cadenas de premios, muchas gracias.
Salu2

Printfriendly

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...